........ pluviometro.com
Inicio
........

 

AGROMETEOROLOGÍA

AGRICULTURA Y METEOROLOGÍA

1.-¿Se debe hacer un seguimiento agrometeorológico de los cultivos?

2.-¿Qué datos son necesarios?

3.-¿Qué es la evapotranspiración real y potencial?

4.-¿Cuándo se debe empezar el seguimiento de un cultivo?

5.-¿Cuál es el efecto de la humedad sobre la germinación?

6.-¿Qué se entiende por lluvia media?

7.-¿Qué equipo se necesita para el seguimiento de un cultivo?

8.-¿Qué es una estación meteorológica completa?

9.-¿A qué se llama balance hídrico?

10.-¿Cómo se mide la evaporación?

11.-¿Cómo debe hacerse un balance hídrico?

12.-¿Qué es la escorrentía lateral?

13.-¿Qué beneficios produce el agua?

14.-¿Qué importancia tiene el riego?

15.-El hielo rompe los depósitos; ¿qué he de hacer para evitarlo?

16.-¿Qué factores pueden dañar un cultivo?

17.-¿Se pueden predecir las plagas y enfermedades?

18.-¿Qué son las heladas?

19.-¿Qué son las heladas blancas y negras?

20.-Cómo se debe estimar el rendimiento de un cultivo?

21.-¿Cuál es el objetivo de la agrometeorología?

22.-¿Es rentable el seguimiento agrometeorológico?

AGRICULTURA Y METEOROLOGÍA

Vamos a suponer por un momento, que Ud. pudiera actuar libremente sobre las fuerzas atmosféricas, y dirigir a voluntad las nubes, las lluvias, las temperaturas y los vientos. Supongamos que Vd. es un agricultor que pudiera hacer llover la cantidad necesaria, en el momento oportuno y regular a su gusto, las temperaturas o la luz solar. Con estas características, ¿Seria Vd. capaz de mejorar el rendimiento de su cultivo? -indudablemente que si-¿Qué necesitaría?: Fundamentalmente, conocer las necesidades de la planta para su mejor desarrollo; conocido esto, distribuiría entonces, convenientemente y a voluntad, las condiciones climáticas más adecuadas.Jardín  Meteorológico.Naturalmente la modificación del tiempo no es posible, no se pueden controlar, afortunadamente, los fenómenos atmosféricos, pero sí, en cierto modo, se pueden controlar indirectamente, es decir: Evidentemente, no puedo hacer que llueva, pero sí puedo no regar si conozco que la precipitación de esa noche ha sido de X litros, o bien: No puedo evitar que se den las condiciones climáticas necesarias para que entre en actividad una determinada plaga, pero sí puedo hacer un seguimiento agrícola de esas condiciones y conocer de antemano la probabilidad de que esta plaga se produzca, pudiendo adelantarme con el tratamiento adecuado.

Basten estas dos citas como ejemplos, pero estamos seguros que cada persona, en su tierra, en su jardín, en su huerto, en su fábrica, en su industria, en su ayuntamiento, en su entorno turístico u hotelero, en su pequeño o gran negocio,... encontrará mil y una formas, todas rentables, de aplicar el conocimiento exacto de los parámetros meteorológicos y fundamentalmente el rey de todos ellos, la precipitación.

1.-¿Se debe hacer un seguimiento agrometeorológico de los cultivos?

Para hacer un seguimiento agrícola correcto a un cultivo lo primero, como ya hemos dicho, es conocer cual sería teóricamente las mejores condiciones para el desarrollo de ese determinado cultivo. Unos buenos manuales nos pueden ayudar mucho en este sentido, pero también la experiencia propia y ajena para una determinada zona y cultivo tiene un valor que no debemos desdeñar.
Es fundamental, sobre todo, conocer las necesidades de agua que tiene el cultivo en cada fase de su vida, desde la siembra hasta la madurez. Un dicho muy común en el mundo de la agricultura es que, agua abundante en una fase que no le corresponde puede perjudicar a la planta en vez de ayudarla.

Llevando un control de las precipitaciones caídas, podremos conocer su incidencia sobre la planta, sin mas que compararla con las necesidades reales del cultivo en ese preciso momento. Así, por ejemplo, una distribución adecuada de las precipitaciones durante la estación de crecimiento, va a darle una idea clara de los rendimientos a obtener ese año, es decir de la abundancia de su cosecha. El conocer con meses de anticipación estos posibles rendimientos agrícolas, tiene una importancia que sólo Vd. puede valorar.

2.-¿Qué datos son necesarios?

Hemos señalado que es muy importante la precipitación real en el lugar, pero también es de gran interés tener una buena información de la evapotranspiración potencial (ETP), dada su transcendencia en el cómputo final de agua.

De todas maneras los datos de temperatura y ETP, no son ni mucho menos tan variables como la precipitación, esto les hace útiles para ser calculados y aplicados a grandes áreas. Por este motivo, se pueden y deben aplicar los datos, que a escala provincial o regional, son periódicamente suministrados por los organismos competentes.
A partir de aquí, podemos incluir todos los demás factores meteorológicos, pero su importancia es relativamente menor; de todas formas, no hay que olvidar que los parámetros climáticos no actúan aisladamente, sino combinados entre sí.

3.-¿Qué es la evapotranspiración real y potencial?

Se llama transpiración a la pérdida del vapor de agua por parte de los seres vivos. En los vegetales se produce principalmente por las hojas, alcanzando los valores máximos cuando el ambiente está seco y mínimos cuando está húmedo. Hay una pequeñísima parte de agua (del 1 al 2%) que no sale al exterior, es la que necesita la planta para la formación de sus tejidos. Hay que tener en cuenta, además, que el suelo en donde vive la planta también tiene su evaporación correspondiente. Pues bien, al agua que se evapora a través del suelo y la planta, se llama evapotranspiración.

Después se habla de evapotranspiración potencial (ETP), cuando el consumo de agua se realiza en condiciones óptimas de humedad; es decir, se parte del supuesto de que siempre haya agua a disposición de la planta, pero esto no es siempre posible, ya que habrá veces que no pueda evaporarse agua, por la sencilla razón de que no la hay. En este caso se produce la evapotranspiración real.

La cantidad de agua perdida depende de la radiación solar, aunque influyen otros factores como la temperatura, viento, humedad y las características propias de cada planta.
No nos resistimos a citar la definición dada por Penman, uno de sus más grandes investigadores, y que ha sido adoptada por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación): "es la cantidad de agua transpirada y evaporada por una cubierta densa y uniforme de hierba corta, cuando la provisión de agua no esta limitada".

4.-¿Cuándo se debe empezar el seguimiento de un cultivo?

Se debe empezar semanas antes de la fecha normal de plantación, aunque es aconsejable que la toma de datos se realice a ser posible durante todo el año de forma continuada, ya que los datos obtenidos cualquiera que sea la época, le van a ser de utilidad en todo momento, aunque aparentemente crea no necesitarlos. Recuerde que todos los cultivos son distintos entre sí, por lo cual necesita conocer las capacidades de absorción de agua por cada uno, así como las posibles reservas de agua hasta la profundidad de un metro.

arriba^

5.-¿Cuál es el efecto de la humedad sobre la germinación?

Para que la semilla pueda germinar, tiene que absorber humedad, los efectos de ésta sobre las semillas son complicados pero van íntimamente unidos a la temperatura, tanto las máximas y mínimas, como las temperaturas medias.
Son de una gran importancia los primeros días después de la siembra, ya que una vez que las raíces han empezado a desarrollarse, pueden tomar agua de las capas inferiores. De todas formas cada semilla y cada variedad de la misma semilla tiene un comportamiento completamente diferente con respecto al tiempo.
Cómo vemos, la estación de crecimiento es corta, pero de gran transcendencia, tanto, que un mal comienzo, presagia un desastroso final; por eso los buenos agricultores deben determinar con todos los medios a su alcance las fechas más efectivas para la siembra.

6.-¿Qué se entiende por lluvia media?

Se llama así a la altura media que alcanzaría sobre el suelo si no se filtrasen o evaporasen las precipitaciones recogidas en una región determinada, durante un cierto período generalmente largo. Los estudios medios son de un gran valor climático y estadístico, pero adolecen de algunos e inevitables defectos, por ejemplo, una copiosa tormenta de verano, que puede ser, no sólo perniciosa, sino catastrófica, entra a formar parte de la estadística media, modificando el peso estadístico en sentido positivo, clasificando la zona incluso como buena, de alta pluviosidad o zona húmeda, cuando realmente es todo lo contrario. Estos estudios de pluviosidad media no pueden distinguir entre unas situaciones y otras, ya que es muy difícil evaluar por separado las precipitaciones y su procedencia. Por ello, los estudios de carácter local son de un valor inigualable, por su altísima precisión.

7.-¿Qué equipo se necesita para el seguimiento de un cultivo?

Hay tres tipos de estaciones meteorológicas. La más simple de todas es la pluviométrica que consta exclusivamente de un pluviómetro. Hay otras que miden, además de la precipitación, las temperaturas máximas y mínimas; son las llamadas termopluviométricas y por último tenemos la estación completa que se expone aparte.Interior de la Garita meteorológica desmontable.Toda persona interesada, especialmente los agricultores, pueden y deben empezar con la primera para medir la precipitación efectiva y conseguir así una información realista de una determinada zona; el seguimiento año tras año de este parámetro junto con las observaciones fenológicas ,dará una información de incalculable valor para llevar el control de una agricultura práctica. Pasado el tiempo, puede ir adquiriendo otros instrumentos a medida que realmente los necesite, hasta incluso, llegar a una estación completa adecuada a sus necesidades, sin prescindir por supuesto de los datos proporcionados por los organismos oficiales y sus centros de investigación.

8.-¿Qué es una estación meteorológica completa? Pluviógrafo de sifón y pluviómetro.

Hay que disponer de un terreno apropiado, representativo de la zona, cubierto de césped, aunque no demasiado tupido, cuyas dimensiones mínimas sean al menos 5 por 5 metros, lejos de edificios y de árboles. Consta de una garita de madera de pino de calidad, sin nudos ni savias, de doble persiana y pintada de blanco. Dentro de ella deben ir dos termómetros idénticos, uno "seco" y otro con muselina empapada en agua, llamado "mojado" o mejor un aspirosicrómetro. Debe haber también un termómetro de máxima y otro de mínima, un evaporímetro y un termohigrógrafo (para registrar de forma continua la humedad y la temperatura).


Tanque evaporimetrico clase A.Fuera de la garita debe haber un pluviómetro, pluviógrafo, tanque evaporimétrico completo tipo A, y juegos de termómetros de suelo y subsuelo, así como un mástil o torre para los sensores de viento.
En zona cubierta, generalmente dentro de un edificio, se colocan los registradores de viento y presión atmosférica. Las estaciones especiales agrícolas llevan medidores de la humedad del terreno.

9.-¿A qué se llama balance hídrico?

El agua de lluvia que cae sobre un cultivo se gasta de muy diversas maneras: una parte, la gasta la planta por evaporación y otra, la gasta la tierra por el mismo motivo, quedando otra de remanente o reserva en el terreno, o bien, escurriendo por él.
Balance hídrico.No cabe duda, que el agua recibida ha de ser igual a la suma de todas las gastadas. Pues bien, el conjunto de todas ellas recibe el nombre de balance hídrico.
Todo lo sencillo que resulta al agricultor la medida de la precipitación, y que representa las ganancias de agua, lo tiene de difícil y complicado la evaluación de las pérdidas, tales como la evaporación, o mejor, la evapotranspiración potencial (ETP). Para el cálculo de la evapotranspiración, se emplean fórmulas clásicas cómo las de Thornwhaite o algo más complejas cómo las de Penman, en las que intervienen la temperatura, la radiación solar o el viento y que necesita de cálculos algo laboriosos, aunque ahora, fáciles de hacer con los ordenadores e incluso las pequeñas máquinas de bolsillo programables.

10.-¿Cómo se mide la evaporación?

Tanque clase A , con tornillo micrométrico y anemómetro de recorrido.Son medidas difíciles de realizar correctamente; para dar una cierta idea de las dificultades que lleva consigo vamos a describir brevemente el más simple de todos los tanques evaporimétricos, el llamado tipo A. Consiste, en esencia, en un recipiente de 1,21 m. de diámetro, cuyo nivel de agua se mide diariamente con un tornillo micrométrico. Pero para que las medidas sean aceptables, es indispensable que el nivel del agua se mantenga a un nivel prácticamente constante, conocer la temperatura del agua, mantenerlo limpio y evitar que beban los pájaros. Lo dicho, y no es todo, demuestra lo difícil de estas medidas, que como es lógico, sólo puede estar al alcance de observatorios especializados.
Hay otros evaporímetros, el más conocido es el de cristal con papel de filtro, llamado Piche, pero no aconsejamos su uso, ya que además de necesitar una garita meteorológica, sus resultados no son buenos.

11.-¿Cómo debe hacerse un balance hídrico?

Los estudios completos solamente están al alcance de los profesionales, pues en los procedimientos de cálculo hay que tener en cuenta datos sobre la evapotranspiración real y potencial, fracciones de agotamiento de agua en el suelo e índices de la disponibilidad de agua, en los cuales interviene además del agua de lluvia, la de riego si es que lo hay, así como la profundidad real del agua disponible en el terreno.
Para la mayor parte de las aplicaciones prácticas, es suficiente con el procedimiento básico de ir apuntando en el cuaderno de observación las precipitaciones caídas, subdividiéndolas en períodos de 10 días, e ir restando las pérdidas de agua para este lapso de tiempo.

12.-¿Qué es la escorrentía lateral?

Cuando los terrenos están inclinados la precipitación efectiva puede ser mucho menor que la recibida debido al agua que escurre por la superficie, sin penetrar. Se debe hacer, por tanto, una evaluación de esta escorrentía lateral y restarla de la precipitación recogida en el pluviómetro, siendo el resultado el agua disponible para el crecimiento de la planta. Los métodos para determinar esta escorrentía pueden ser complicados, pero la experiencia juega aquí una función importante, ya que cada uno de los agricultores conoce sus tierras a la perfección, por lo que sus cálculos normalmente son suficientemente exactos.
Otra cuestión que hay que tener en cuenta son las características físicas del terreno, ya que un suelo arenoso o arcilloso, por ejemplo, no tienen la misma capacidad de retención de agua.

arriba^

13.-¿Qué beneficios produce el agua?

Al agua le damos la importancia que realmente tiene cuando hay escasez, ya que sin ella se empobrece el rendimiento de los cultivos. En cambio, cuando podemos disponer libremente de ella, la productividad está asegurada.

Todos los agricultores conocen los beneficios del agua, entre ellos diremos que: disuelve las sustancias minerales contenidas en el suelo, es imprescindible para que los abonos puedan ser absorbidos por la planta, gracias a ella la planta puede crecer y desarrollarse, arrastra el polvo de las hojas lo que le va a permitir una mejor transpiración, y la evaporación por parte de la planta le hace mantener una temperatura adecuada, defendiéndola así, contra la asfixia en épocas calurosas.

Todo lo dicho es cierto, pero además, la lluvia sobre todo debe ser oportuna; lluvias abundantes, pero mal repartidas pueden dar rendimientos bajos. De aquí la importancia de tener una referencia exacta de la precipitación caída, ya que a veces, por la costumbre de regar, estemos causando más daño que beneficio, además del considerable gasto que ello puede suponer.
Pero el agua no siempre produce beneficios, las cantidades excesivamente grandes, por ejemplo, cuando estas sobrepasan los 100 mm en diez días, suelen dañar gravemente los cultivos, tanto más, cuanto más corto sea el período de tiempo en el que caen. Producen además de la erosión y suelos estériles, el anegamiento y la sucesiva asfixia del cultivo. Un simple chaparrón, cuando cae con cierta intensidad, arrastra los insecticidas, lo que nos obliga a proceder a un nuevo tratamiento, con los problemas que ello lleva consigo.

Si esa precipitación se produce en uno o dos días, los daños pueden ser catastróficos, dando lugar incluso a inundaciones, cuyos efectos trágicos son de todos conocidos.
De estos párrafos se desprende la importancia de conocer de antemano la probabilidad de que estas precipitaciones puedan producirse.

14.-¿Qué importancia tiene el riego?

El agua es fundamental y en muchos casos escasa, por tanto debe hacerse el mejor uso de ella para lograr así una buena rentabilidad. En agricultura, las grandes extensiones tienen su estructura especial que es imposible tratar aquí. Para áreas no muy grandes los aportes de agua a voluntad vendrán en función de la clase de cultivo, pero los riegos no deben hacerse nunca al azar, sino de acuerdo con las necesidades de la planta.

Por otra parte el agua de lluvia es excelente para regar; unos depósitos adecuados pueden salvar en un momento determinado una huerta o jardín. Los litros de que puede disponer los puede calcular fácilmente, multiplicando el agua caída en el pluviómetro por la superficie receptora, tejados, cobertizos, etc. Esos miles de litros bien administrados pueden constituir en un momento determinado, además de una reserva de inestimable valor, una fuente de ahorro considerable.

15.- El hielo rompe los depósitos. ¿Qué he de hacer para evitarlo?

Protección contra el hielo.En los lugares muy fríos, este es un gran problema, ya que el agua al pasar a hielo aumenta de volumen, con lo cual los recipientes que la contienen, no son capaces de aguantar las tremendas presiones y estallan. Para que el depósito no se rompa, basta con introducir hasta casi el fondo y paralelamente a la pared, un tubo grueso de goma plástico o latón, de paredes lisas, dejando al menos una cuarta por encima de la superficie máxima del agua. En el caso de fuertes heladas, como el hielo comienza a formarse en la superficie, el agua que a gran presión queda aprisionada en el interior, tendrá un punto débil por donde salir al exterior, formándose en el extremo superior del tubo un mazacote de hielo en forma de coliflor. Con ello, el deposito no sufre las enormes presiones y por tanto no rompe.

arriba^

16.-¿Qué factores pueden dañar un cultivo?

Los biológicos, como las enfermedades de las plantas y las plagas, pueden reducir gravemente los rendimientos finales. Referente a los climáticos, en general, son dañinos todos los factores meteorológicos extremos, como vientos muy fuertes, temperaturas muy altas y temperaturas muy bajas o heladas, que por su importancia tratamos aparte.

Hay otros factores, como las temperaturas extremas (máximas y mínimas) combinadas con acusadas bajadas de presión, actúan sobre la planta de forma muy diversa, por ejemplo, si se produce en la fase de floración puede dar lugar a un elevado grado de esterilidad.

Las pérdidas agrícolas debidas al mal tiempo son en muchos países tan importantes, que alcanza y a veces superan el 30% de la producción anual. ¿Quién no conoce las situaciones de pobreza y hambre en algunas regiones del mundo, cuando las condiciones climáticas son adversas?.

17.-¿Se pueden predecir las plagas y enfermedades?

Todos los agricultores saben que la abundancia o escasez de una cosecha esta condicionada por las características favorables o desfavorables del ambiente durante la vida de la planta. Las plagas y enfermedades tienen un comportamiento análogo, desarrollándose al máximo cuando las condiciones climáticas le son favorables. Estudios científicos demuestran que enfermedades producidas por hongos o por insectos tiene una íntima relación con la temperatura, la humedad y en general con todos los factores climáticos.

Por tanto, el asentamiento de una enfermedad, se puede de algún modo predecir, conociendo las condiciones meteorológicas que pueden favorecer su desarrollo; una vez detectado, se pueden utilizar los medios adecuados para combatirla.

Tan grande es la amenaza de pérdidas por pestes o enfermedades, que rutinariamente se realizan pulverizaciones con productos químicos, lo cual aparte de producir un gasto considerable e innecesario, constituye una lamentable fuente contaminante, que alarma, con razón, a todo espíritu ecologista, aparte de que, el ataque con estos productos destruye el 99% de los gérmenes patógenos pero el 1% se hace resistente lo que con el tiempo hace que se incremente esta cifra, convirtiéndolos cada vez en menos efectivos, habiéndose de recurrir a otros nuevos.

18.-¿Qué son las heladas?

Aire catabático.Todos los cuerpos por muy fríos que nos parezcan están irradiando energía constantemente. La Tierra no es una excepción y en las noches despejadas sin nubes su pérdida de calor es continua.

Otras veces, su enfriamiento es debido a que lenguas de aire gélido, se mueven sobre las tierras, procedentes de otras más frías. En nuestra península, en invierno, es clásica la posición del anticiclón fijo y denso sobre Europa, que lanza sobre nosotros aires siberianos. En ambos casos, si la temperatura es capaz de hacerse igual o inferior a 0ºC., se dice que esta helando.

(Puede encontrar más información en:( El Tiempo y las Montañas)

En la mayoría de los cultivos, los efectos nocivos comienzan a ponerse de manifiesto a temperaturas próximas a los -2ºC., a causa del agua, que todos los vegetales contienen en grandes cantidades. Entre las células del vegetal existe agua casi pura, que se congela a los cero grados, formándose cristales de hielo, que al aumentar de volumen, desgarran todos los tejidos que encuentra al paso.

El agua de un vaso, puesta en el congelador, se helaría a los 0ºC; bastaría que disolviéramos un poco de sal para observar que ya no se congela a 0ºC, sino a temperaturas más bajas.

Típicas heladas de los litorales mediterraneos.Dentro de las células, el agua contiene solutos, lo cual hace que su punto de congelación esté por debajo de este trágico límite de los 0ºC. Las plantas para defenderse, aumentan la concentración de sales en su interior, tanto, que a veces les produce un efecto tóxico. A pesar de todo, en muchas ocasiones, este intento de defensa resulta inútil y los líquidos y savias del interior se congelan, rompiendo membranas y vasos.

Al salir el sol, se produce una rápida fusión del hielo, lo cual ocasiona en la planta una serie de manchas o quemaduras, y pudiera pensarse que los males han terminado, pero no es así; al volver a la temperatura normal, el líquido del interior celular, que como hemos visto se ha desecado, se hidrata rápidamente, pudiendo estas bruscas entradas de agua originar de nuevo roturas internas y también de la membrana celular.

Por si esto fuera poco, si el período de heladas es lo suficientemente largo, puede producirle a la planta la muerte por deshidratación.

arriba^

19.-¿Qué son las heladas blancas y negras?

En las noches despejadas frías y sin viento, cuando las temperaturas descienden por debajo de los 0ºC, si hay humedad suficiente, los campos y las plantas aparecen por la mañana cubiertas por una vistosa capa de escarcha, de ahí el nombre de helada blanca.

Todo el mundo ha observado como en una cafetería calientan un vaso de leche en pocos segundos añadiéndole vapor. Esto es debido a una enorme cantidad de calor interno que lleva el vapor, por el mero hecho de serlo y que se llama calor latente. Esto quiere decir, que al pasar un gramo de vapor de agua al estado liquido, cede esa enorme cantidad de calor.

Durante la formación de la escarcha hay desprendimiento de estos calores latentes, de cambio de estado, ya que el vapor tiene que pasar, primero a líquido y después a sólido, con lo cual, la cantidad de calorías cedidas al ambiente es lo suficientemente grande como para mitigar, en parte, el efecto pernicioso de la helada. Por el contrario, cuando el aire se encuentra excesivamente seco, no hay vapor para pasar a hielo, por tanto no hay este aporte extra de calor, ya que no se produce la condensación, entonces, no se ve el suelo blanco. Sin embargo, al día siguiente, los agricultores pueden ver que las plantas muestran las quemaduras o manchas de los tejidos muertos.

Calor latente de de vaporización.Es importante añadir, que para el estudio de las heladas, se debe tomar como referencia, el termómetro mínima junto al suelo, que está a unos 10 cm. de él. Dado que estos termómetros son muy caros, se advierte que hay que retirarlo todos los días antes de que el sol pegue de lleno, incluso en invierno, de no hacerlo así, la concentración de rayos directos sobre el bulbo, lo romperá.

20.-¿Cómo se debe estimar el rendimiento de un cultivo?

Parece que el mejor método es establecer el rendimiento máximo posible para un campo determinado y luego elaborar una reducción que refleje los factores adversos, del clima, biológicos o físicos que afecten a la planta. Este estudio debe establecerse a nivel de aldea o pueblo.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) recomienda tomar como rendimiento máximo la media de los tres mayores rendimientos en diez años. Las unidades en que se debe dar es en Kg/Ha.

21.-¿Cual es el objetivo de la agrometeorología?

Su principal objetivo es aprovechar bien la tierra para obtener el mejor desarrollo de la cosecha y su máximo rendimiento. Para la agricultura, es especialmente importante el tiempo, que nos puede indicar cuál es el mejor momento para cultivar, fertilizar, recolectar, etc. Además se ocupa también de la producción de bosques, masas de agua de reserva y protección del ambiente, desde el cual tiene lugar toda la producción y la cría de animales domésticos. Pero también, va a producir a los agricultores inestimables servicios en lo referente al transporte, almacenamiento y distribución de productos agrícolas.

22.-¿Es rentable el seguimiento agrometeorológico?

Un seguimiento completo ya hemos visto las dificultades que tiene, pero entre eso y nada la diferencia es abismal. Por otra parte, las diferencias entre los seguimientos sencillos y los más complejos son relativamente pequeñas. Por eso animamos a todos, desde el profesional agricultor, hasta el aficionado a su jardín o huerta, a que hagan un seguimiento de su cultivo, con el convencimiento de que cuanta más información agrometeorológica disponga mejores serán los resultados.

Cada uno deberá elegir la categoría de las observaciones que considere oportunas de acuerdo con sus necesidades, pero aconsejamos como primer paso, el más sencillo de todos, el seguimiento pluviofenológico (pluviométrico más fenológico). Incluso el simplemente seguimiento de las precipitaciones durante la estación de crecimiento le dará excelentes resultados.

De lo que no cabe duda, es que resulta cada vez más necesario, pronosticar el volumen y calidad de las cosechas en relación con lo sembrado. Conociéndolo por anticipado se pueden hacer planes, detectar en una fase precoz situaciones peligrosas y tomar las medidas necesarias. El mejoramiento en tantos por ciento relativamente pequeños, puede representar cantidades económicas considerablemente importantes.

*******************************************************************

arriba^

Temas relacionados con el pluviómetro--------Los Pluviómetros en general--Agricultura--Fenología--Contaminación-- Urbanismo--Posibles errores de los pluviómetros.
Otros Temas ----------Mereorología Básica---.Agrometeorología-- Principios de fenologia --Modelos Meteorologicos --La predicción y lo borroso--Tiempo y Montañas --Chorros y Máximos de viento --Calor, Bienestar y Energia -- Términos Meteorológicos-- Los medidores de la lluvia en la historia--Enlaces--Email